El escritor como personaje es un tema que encontramos con frecuencia en diferentes textos, muchas veces abordado de forma superficial. En Esta bruma insensata, Enrique Vila-Matas muestra una cara más densa del oficio de literato. El lector se engancha a la novela de forma progresiva, manteniendo un interés en ascenso que se resuelve al final.

Los dos personajes centrales son los hermanos Rainer Bros o Gran Bros y Simon Schneider, quienes tienen personalidades disímiles. Estas diferencias sirven para presentarnos dos formas de concebir el oficio de escritor. La atípica relación familiar se convierte en un medio formidable para disertar sobre si persistir o no con la literatura, y de qué forma hacerlo; es aquí donde radica el pilar fundamental de la obra.

Hay personajes secundarios que contribuyen a darle lucidez a la novela como la tía Victoria, la brillante de la familia, que vive en un discreto anonimato; otros como el padre ya fallecido permanece en Simon a través de la “energía de ausencia”, lo que lleva a cavilar sobre la soledad, la intrascendencia, la muerte y nuestra propia existencia.

Simon Schneider es un coleccionista de citas que se las facilita a su hermano, el afamado escritor Gran Bros; al hacerlo, está convencido de que contribuye a su éxito, algo en lo que sospecha, también tendría que ver su cuñada Dorothy. Rainer Bros o Gran Bros disfruta la fama a distancia viviendo en Nueva York, apartado de toda actividad pública. La existencia de Simon Schneider transcurre en solitario, en Cataluña, en una casa en ruinas en Cap de Creus. Ambos viven aislados del mundo que les circunda, y al mismo tiempo conectados a él por medio de la particular percepción que cada uno tiene de la literatura. En la narración encontraremos citas de diversos autores intercaladas de forma inteligente, perfectamente conectadas con el texto, lo que contribuye a darle dinamismo a la obra y a reforzar el tema central de la misma.  Esta bruma insensata es una novela diferente que le proporciona al lector la posibilidad de enriquecerse afectiva, emocional e intelectualmente.

La literatura impregna a quienes están ligados a ella; a partir de allí, lo que sigue es un proceso influenciado por la individual visión de la vida, por la personalidad de cada uno y por el contexto en el que nos encontremos. Vila-Matas se sumerge sin miedo en un tema tan polémico como es la originalidad cuando se escribe.

Al leer Esta bruma insensata es inevitable no preguntarse quién o quienes están detrás de un escritor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *